Guía LinkBuilding 2017: ¿Cómo construir enlaces a tu sitio?



Al momento de crear un sitio web, ya sea un blog, una página corporativa, una bitácora, con la temática que sea, el objetivo que se persigue es compartir información para que las personas interesadas en ella tengan un lugar para recurrir en caso de ser necesario. Con respecto a los sitios web de empresas, sobre todo los orientados al e-commerce, el aumento del tráfico es fundamental, ya que su vida depende de que las personas conviertan a través de los llamados a la acción disponibles. Una conversión es la acción que se requiere del usuario, puede ser una consulta, un pedido de cotización, la descarga de un archivo, una compra en los e-commerce, etc.

Por supuesto, mientras más visitas tenga el sitio web, más posibilidades de conversión se generan. El SEO, o posicionamiento en buscadores, busca atraer a los posibles visitantes con diversas técnicas, orientadas en su mayoría a satisfacer las necesidades de las personas, y al cumplimiento de las directrices de calidad del dueño del juego, Google. En este caso, mientras más enlaces entrantes posea un sitio web, a Google le gusta, si esos enlaces son naturales, es decir, no forzados, el gigante de las búsquedas lo toma como una web que es importante para otras personas, ya que recomiendan, a través de enlaces, el acceso al mismo. Las técnicas de LinkBuilding, están orientadas específicamente a conseguir links hacia el sitio web objetivo. A continuación, una breve guía para estar al tanto de las tendencias y los procesos actuales para conseguir esos tan preciados enlaces.

¿Qué es LinkBuilding?

Básicamente, se trata de obtener enlaces de terceros, los cuales apuntan a nuestro sitio web desde otras páginas. Se trata de que estos enlaces sean naturales, es decir, enlaces que se consiguen por el verdadero interés de la persona que enlaza, no comprando los mismos, ni colocándolos de manera forzada.

Usando algunos términos de la “vieja escuela” del SEO, los tipos de estrategias de LinkBuilding se pueden resumir en:

  • Blackhat: este término se hace referencis a la intención de hacer trampas para obtener un beneficio y visitas a corto plazo. Generando enlaces en sitios creados para ello, o comprando links. Esto es un arma de doble filo, ya que en algún momento la web puede ser penalizada.
  • Whitehat: aquí nos manejamos dentro del margen de las directrices de calidad de Google. Aunque sea una estrategia proactiva está bien vista y no perjudica a nadie. Lo importante es conocer y estar actualizados al respecto, para no caer en técnicas blackhat.
  • Linkbaiting: esta es, quizás, la más recomendable de todas, ya que se basa en la creación de contenidos de interés para los usuarios, de esta forma, las personas colocarán enlaces a tu contenido de manera natural.

¿Qué es un enlace natural?

Este tipo de enlaces son los que se generan por el interés que despierta el contenido enlazado. Es decir, alguien sentirá la necesidad de crear un enlace hacia nuestro sitio, o alguna de sus páginas en particular, para que los visitantes de su sitio tengan la oportunidad de conocerlo, para ampliar la información que presenta en su post, o por el hecho de la recomendación. Un ejemplo, son los enlaces a Wikpedia que muchos sitios utilizan para que los visitantes tengan una definición de algún término, sin la necesidad de explicar todo en el mismo artículo. Un mejor acercamiento a la definición de enlaces naturales, es saber a qué se considera un enlace no natural.

¿Qué es un enlace no natural?

  • Si siempre consigues un backlink (enlace entrante a tu sitio) con el mismo anchor text, seguramente alguien lo está forzando. Por ejemplo, la vieja técnica de crear comentarios en blogs o foros y colocar un enlace siempre con la misma frase.
  • Tampoco es natural que en un período de tiempo se genere una gran cantidad de enlaces a tu sitio, y en otros no.
  • Si sólo te enlazan los sitios a los que tú enlazas, es demasiado notorio que se trata de un intercambio de links interesado.
  • Los enlaces en el contenido son mucho más naturales en comparación a los que se colocan en el footer o el sidebar.
  • Tener presencia en las redes sociales es muy importante. Si nuestro contenido es compartido desde las mismas, existen personas  dispuestas a compartirlo por su valor. Tener solamente enlaces desde sitios web no es algo muy natural en la actualidad.
  • Si alguien vende links, bueno, esos no son naturales 😉
  • Un alto porcentaje de enlaces en sitios de baja calidad.

Estrategias de LinkBuilding: ¿cómo conseguir enlaces de calidad?

  • Lo más importante de todo, es no recurrir a técnicas que sean tomadas como spam por Google. El equipo de Google Web Spam encuentra signos de intentos de “manipulación” del algoritmo en otros lugares. Tener un buen posicionamiento en los buscadores es una tarea que requiere experiencia por parte de las personas que crean las estrategias SEO para lograr lo que Google busca: contenido de calidad, una excelente experiencia del usuario, accesibilidad, buena reputación y, sobre todo, sitios que inspiren confianza. Todo lo que se considere que no aporta valor, es spam, básicamente.
  • Los sitios orientados a la generación de dinero de manera directa, como los e-commerce, necesitan de un trabajo de LinkBuilding mucho más estratégico que los sitios de contenido. La inversión en stock o construcción del mismo, necesita ser recuperada rápidamente, y hacer crecer las ventas es el único objetivo. En este caso, más allá de ofrecer artículos de calidad y poseer una excelente navegabilidad y velocidad de carga del sitio, se debe combinar con un trabajo de posicionamiento de marca y un marketing de contenidos bien enfocado, esencial para que las personas comiencen a enlazar el sitio de manera natural.

Consejos para lograr enlaces entrantes de calidad

  • Enlaces de sitios referentes del sector, como pueden ser bloggers, medios de prensa con buena reputación, recomendaciones de clientes, etc.
  • Recibir de vez en cuando enlaces de sitios no relacionados en la temática al sito que se está posicionando, pero que gozan de buena reputación, no es para preocuparse, es natural que se hable de un buen contenido o se enlacen a productos de necesidad, en caso de sitios de e-commerce.
  • En lo posible, revisar las técnicas que utiliza la competencia para conseguir enlaces entrantes y toma de ellas la que se adapten a nuestra estrategia.
  • No crear enlaces, sólo por crearlos, no es un deporte, sino una consecuencia natural de un buen contenido, servicios que necesitan los clientes, o productos que se buscan, dependiendo de la temática y tipo de sitio que se tenga.
  • Crear y trabajar perfiles, cuentas y páginas en las redes sociales. No esperamos grandes cantidades de visitas desde ellas, ni tampoco lo hacemos sólo por los enlaces entrantes, sino que se trata de generar estrategias orientadas a la presencia de marca, a que los usuarios consideren que nuestros servicios, productos o contenido son útiles y dignos de ser compartidos a sus seguidores, creando así una red de autoridad inmejorable.
  • Conseguir enlaces contextuales en la mayor cantidad de sitios. Los enlaces ubicados dentro del contenido de artículos, notas editoriales o de prensa son siempre bienvenidos. Siempre que se hable bien de nuestro sitio, por supuesto 😉
  • Utilizar las herramientas que brinda Google Search Console para saber cómo están siendo linkeado el sitio.
  • Por supuesto, es necesario enfocarse en generar contenido relevante para los usuarios del sitio. Detectar las necesidades de los clientes en torno a los productos que se comercializan, en el caso de un e-commerce o una empresa de servicios, crea manuales, artículos que resuelvan dudas o problemas, en definitiva, contenido que sea útil y fácil de compartir. Las estrategias de Marketing de Contenidos son esenciales para ello.
  • No abusar de la creación de enlaces de manera manual, y mucho menos, usar herramientas de Link Building automático.
  • Contratar a empresas o personas que generen links es algo de cuidado en la actualidad. Destinar dinero y esfuerzo en esa dirección no es recomendable.