¿Cómo armar un buen equipo de trabajo?



Las startups, o empresas emergentes, tienen un denominador común: No hay dinero y no existe una estructura propia para grandes proyectos. Sin embargo, los emprendedores tenemos muchas ganas y respondemos con rapidez y calidad a las necesidades del nicho al que apuntamos.

Sin embargo, es necesario considerar la formación de un buen equipo de trabajo, ya que nadie puede crear y mantener un buen proyecto de manera solitaria. Mucho menos sirve el viejo paradigma de jefe sabelotodo con monos dóciles que siguen sus órdenes. Es por ello, que buceando en Internet encontré unas imágenes que resumen de una manera muy acertada lo que debe tener un equipo de emprendedores para sobrevivir.

La cultura de la organización

El objetivo principal del emprendedor, es conseguir que las personas que son parte de su equipo, persigan las mismas metas y objetivos de la organización. Para lograr esto, es necesario generar una cultura emprendedora dentro de la empresa. Viendo el siguiente gráfico es posible entender un poco más sobre esto, debajo de cada imagen explico lo que dice, en una traducción no literal:

En un extremo tenemos a los que creen ciégamente en sus ideas, sin importar que éstas sean equivocadas o no estén en consecuencia con los objetivos de la empresa. Son tercos y cerrados. Por el otro lado, están las personas que no tienen una buena actitud para hablar y trabajan en proyectos paralelos que no tienen nada en común. Además, sólo trabajan por el dinero.

cultura-organizacional-emprendedores

En el medio, las personas comparten la visión de la organización y siguen la misma filosofía sobre los temas y aspectos fundamentales. Allí debemos estar con nuestro equipo.

En esta imagen, vemos los extremos de la personalidad que deben tener los integrantes de nuestro equipo. Por un lado, las personas que tienen la capacidad de resolver problemas técnicos con rapidez. Aunque, tienen la contra de que viven inmersos en su mundo y muchas veces no tienen la capacidad de luchar por los intereses de la organización. En el otro extremo, las personas son altamente competitivas. Sin embargo, su carrera se basa en dejar atrás a otros y realmente no les importa qué o cómo ganar, solamente ser mejores que el resto.

En el medio, se ubican las personas que necesitamos y que nosotros debemos ser. Aquellas que tienen un lado para resolver problemas y un perfil luchador cuando lo necesitamos.

Sin dudas, las analogías presentadas en esta infografía nos muestran una parte importante del camino que tenemos que recorrer por este apasionante mundo del emprendimiento y las startups. Como siempre, sería genial leer tus opiniones.

Christian Inostrosa

Christian Inostrosa

Estoy en el ámbito del Marketing Digital desde hace más de 10 años. Espero disfruten de este blog, un lugar dónde comparto mi experiencia y aprendizaje sobre el apasionante mundo del SEO, el Ecommerce y todo lo referente al Inbound Marketing.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *